Originaria de Argentina, Carmen Maslloren siempre se ha sentido atraída por los viajes y el estilo de vida nómada. Después de conocer a su esposo en un viaje en barco por la Amazonía peruana, la pareja decidió comprar una camioneta y viajar a través del continente austral a Tierra del Fuego, el fin del mundo.  

A través de la tecnología, Carmen descubrió que son posibles  nuevas formas de vida. «Gracias a mi celular, puedo seguir trabajando como diseñadora gráfica de forma remota desde la camioneta», dijo Carmen. «Puedo crear, editar, cumplir entregables y sobre todo, estar conectado con mis clientes (y mi familia y amigos), desde donde quiera que esté. Además, la tecnología me ayuda con las rutas y los desafíos de la vida nómada».Carmen cree que la tecnología nos da la libertad de mantenernos conectados, explorar nuevos lugares y conectarnos profundamente con la naturaleza. Tener esa libertad es lo que la empodera.