Hay días en los que queremos jugar como si no hubiera mañana, es por esto que sacamos nuestro Motorola, buscamos uno de los títulos que tenemos descargados y nos desconectamos por completo de la realidad, sin embargo, también hay días en los que por una u otra razón no queremos o no podemos hacerlo, por todas las responsabilidades que tenemos a cargo; menos mal existen plataformas como YouTube y Twitch que nos permiten seguir conectados y disfrutar con los videojuegos, aun cuando no somos nosotros quienes tienen el control en las partidas e incluso mucho más. 

Y precisamente de eso es lo que vamos a hablar hoy, aunque centrándonos especialmente en Twitch. 

¿No sabes qué es Twitch?

Sí, lo sabemos, hay muchos que lo conocemos, pero en esta sección hay espacio para todos, incluso para aquellos que apenas se están sumergiendo en este maravilloso mundo lleno de acción, aventuras, historias increíbles, mancos, criaturas asombrosas, habilidades y mundos como nunca antes los habíamos imaginado y mucho más. Para ellos queremos decirles que básicamente, Twitch es más que un servicio de streaming en vivo, es un espacio gratuito en internet donde puedes ver a diferentes streamers jugar un sinnúmero de títulos, aprender de sus estrategias, consejos, trucos y capacidades a la hora de hacerlo, seguir juegos con los que tal vez no te puedes hacer por ahora o simplemente verlos correr antes tomar la decisión de comprarlos o no, todo mientras compartes en tiempo real con estas personas y con una comunidad enorme. Aquí puedes ser tanto espectador como creador de contenidos, formar tu propia comunidad y en algunos casos especiales, incluso ganarte la vida haciéndolo.

¿Por qué es tan importante?

Twitch nació por allá en el 2011, el 6 de junio para ser más específicos, siendo un spin-off (“programa de radio, programa de televisión, película, videojuego o cualquier obra narrativa, derivado de obras ya existentes que se centran en más detalles y aspectos diferentes de la obra original”) de Justin.tv, quien se especializaba en el streaming de videojuegos.

Poco tiempo después, su comunidad creció tan rápido que Amazon sacó su billetera y en el 2014 la compró por $970 millones de dólares, es decir, unos $4.357.240.000.000 COP aproximadamente (una cifra tan grande que no sé ni cómo se lee), permitiéndole así a este titán, entrar con fuerza al mundo de los videojuegos.

Y hoy, 8 años después no ha parado de crecer, a tal punto que recientemente se reveló que cuenta con una audiencia de más de 2.5 millones promedio en un momento dado, hasta 8 millones de creadores de contenido únicos que transmiten cada mes, un promedio de más de 31 millones de visitantes diarios, 1.800 empleados alrededor del mundo e incluso su propia convención llamada la TwitchCon. Ah, y se me olvidaba un dato pequeñito, en el ámbito del streaming sigue siendo de lejos la plataforma preferida por la mayoría.

¿Solo se trata de videojuegos?

Al inicio sí, era conocida principalmente por el streaming de videojuegos, pero con el pasar de los años ha ido diversificando su contenido, y ahora podemos decir que no solo se trata de videojuegos sino de entretenimiento en general, y cómo no, si en la plataforma encontramos en vivos de todo: videojuegos de cualquier género, música, deportes, diseño, podcast, charlas, entrevistas, baile, manualidades, arte, entre otras. Todas pensadas para que podamos desconectarnos y pasar un buen rato.

Ahora que conoces qué es Twitch, vamos a darte algunos consejos para que disfrutes esta plataforma desde tu Motorola como espectador, y así puedas acompañar tus jornadas de estudio, de oficio, de trabajo, de espera, e incluso esos momentos en donde no quieres jugar precisamente, pero sí quieres algo relacionado con el mundo de los videojuegos.

Descarga la app: 

Ingresa a la Google Play Store, busca Twitch y descárgala.

Crea tu cuenta: 

Llena todos los campos del formulario de registro y luego personalízala, ya sea que transmitas o no, esto le dará un toque más personal. 

Empieza a explorar: 

En la app podrás ver unas opciones que se llaman “Descubrir” y “Explorar”, en la primera Twitch te sugerirá algunos canales en vivo y categorías que podrían gustarte, mientras que en la segunda puedes ver el listado completo de estas, así como cuántos espectadores están conectados en cada una de ellas. Aunque si no ves algo que te llame la atención (que no creo), dale a “Buscar” y coloca el nombre de ese juego que últimamente ha estado dando vueltas en tu cabeza. 

Una vez hayas seleccionado una categoría, empieza a observar a los creadores de contenido disponibles, tal vez alguno llame tu atención.

Sigue a tus creadores de contenido: 

Si te gusta lo que estás viendo, dale “seguir” al canal de esa persona, es decir, pulsa el icono con forma de corazón. Además puedes activar las notificaciones para que se te avise cada vez que estén en vivo.

Interactúa con el streamer y con la comunidad: 

En todas las transmisiones en vivo te darás cuenta que hay un espacio de chat, ahí puedes enviar un mensaje que verá tanto el creador de contenido como los demás usuarios que están conectados con él. Puedes responder a un mensaje específico, etiquetar a otro usuario y enviar emotes. Eso sí, respeta las reglas del chat de cada canal. 

Diviértete reclamando recompensas: 

Entre más tiempo dures viendo el streaming de los creadores que más te gustan, más puedes acumular “puntos de canal”, los cuales puedes canjear según la lista de recompensas que esté estipulada por cada streamer, por ejemplo, puedes utilizarlos para que se hidraten, para que se pongan a cantar en medio de una partida, para que se estiren e incluso para que suelten el arma con la que se están enfrentando a un jefe.  

Seguir y suscribirse no es lo mismo: 

Además del botón de “Seguir”, te darás cuenta que en Twitch hay otro botón que se llama “Suscribirse”, se trata de un sistema en el que tú pagas una cuota mensual a cambio de diferentes recompensas que van desde un simple agradecimiento hasta emotes, ver el canal sin anuncios o acceder a un chat de solo suscriptores. Recompensas que cada creador de contenido estipula con libertad.

En nuestro país cuestan $1,99 USD, es decir, unos $9.000. Aunque normalmente hay descuentos. 

Suscríbete sin pagar: 

Si quieres apoyar aún más a un creador de contenido que se robó tu corazón pero no tienes dinero no te preocupes, si cuentas con una suscripción activa a Amazon Prime, por default tienes acceso a algo llamado “Prime Gaming”, que básicamente te da una suscripción gratis mensual.

Sin embargo, ten presente que esta suscripción gratuita de Prime no se renueva cada mes. Esto significa que cuando pasen los 30 días, podrás volver a suscribirte en ese canal o hacerlo en otro para apoyar el talento de alguien más. Asimismo, estas suscripciones siempre son solo de nivel 1, por lo que no tendrás recompensas más allá de ese nivel. 

Y hablando de Prime Gaming…

Además de poder apoyar a creadores de contenido, la suscripción de Prime Gaming te da acceso a nuevo loot cada mes (desde el navegador web y tanto para PC como para juegos de celulares), esto significa que encontrarás una lista de juegos y recompensas que puedes canjear en ellos sin costo, ya sea skins, monedas de juego, armas, entre otros. Asimismo, también puedes descargar juegos gratuitos que puedes disfrutar en tu PC.

En Twitch hay tantas categorías y creadores de contenido como gustos, por eso dejaremos esta nota hasta aquí, para que puedas explorarlos desde tu Motorola y encontrar a tus próximos canales favoritos. Si llevas años usando esta plataforma déjanos en los comentarios qué streamers les recomendarías a quienes apenas empiezan, y si eres de los nuevos, regresa más adelante y cuéntanos qué canales descubriste y vas a empezar a seguir, así como sigues esta sección del blog de Motorola Colombia. 

¡Bye Moto!